El término UX se ha popularizado en los últimos años y probablemente lo has escuchado si tienes relación con los medios digitales, pero ¿qué tanto conoces sobre él?

UX es la abreviación de user experience o experiencia de usuario, y busca, como su nombre lo dice, priorizar la experiencia del usuario en internet. Contar con un buen diseño UX tiene muchos beneficios tanto para tu marca como para quien navega en tu sitio web, estos son los más significativos: 

Aumenta la conversión: un diseño centrado en el usuario ayuda a crear un journey fácil e intuitivo que facilite la realización de acciones específicas, como completar una compra, o una suscripción a un servicio.

Reduce costos de soporte: diseñar una experiencia efectiva, hace que el usuario pueda interactuar con tu producto por sí mismo de manera intuitiva, lo que puede reducir significativamente la necesidad de soporte al cliente.

Mejorar la satisfacción del usuario: las personas obtienen una mayor satisfacción navegando por una web pensada en sus necesidades y deseos, pues encuentran más fácil y agradable interactuar con un producto o servicio que ofrece una experiencia fluida y sin fricciones. Esto ayuda a crear confianza con la marca y hace  más probable que regresen y te recomienden.

Reduce la tasa de abandono: un buen UX se enfoca en guiar al usuario en la navegación minimizando la frustración y haciendo menos probable que abandone la acción que estaba realizando.

¿Cómo diseñar una buena experiencia de usuario? 

Diseñar una buena experiencia de usuario se logra entendiendo las necesidades del mismo para crear productos o servicios que le sean fáciles de usar, útiles y atractivos visualmente. Para esto se necesita investigar al usuario, descubrir qué necesita, qué le atrae, cómo le gusta que le hablen y en base a ello, crear prototipos para probar diferentes ideas como cambios en la maquetación, tono, elementos visuales, entre muchos otros. Mantenerse abiertos a la retroalimentación es fundamental para permitir la mejora constante en la navegación.

En resumen, un buen diseño UX puede hacer una gran diferencia para ayudarte a conectar con tu audiencia y que esto se vea reflejado en tus objetivos comerciales, además de posicionarte como una marca confiable que se interesa por sus consumidores.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *